Don Angel Labruna

"El Gráfico" -Octubre de 1974-


EL ANGEL DE LOS MILAGROS

El le va a contar una historia.

Por eso lo ha acomodado a usted en un sillon. Le sirve un café, le acerca el cenicero. Se sienta enfrente suyo, se aquieta. Pregunta cuantas cucharadas de azucar, dice del tiempo, comenta la noticia del dia. Esta preparando el clima. Atención. Ahi va, se produce el primer silencio, ahora si...

"Fue mas o menos el 4 o 5 de enero de este año. Me llaman por teléfono y me ofrecen diriir a Talleres de Córdoba. Me sorprendió, no lo esperaba. Mi primera reacción no fue de entusiasmo; nunca habia pensado en la posibilidad de irme al interior, y además en ese momenta se estaba tratando mi ingreso en River. Se decia que podia ser yo o Pipo Rossi. A los pocos dias me vino a ver a casa el presidents del club, señor Nuccetelli..., Amadeo Nuccetelli. El comprendia cual era mi situación pero, de todas maneras, insistía para que yo fuera a Córdoba.

Tuvimos como quince reuniones en veinte dias. Incluso le dije que hablara a otros técnicos, a Spinetto, a Mareque, a Cavagnaro, y creo que conversó con ellos, pero no arreglaba con ninguno; entonees volvía a insistirme. En los últi-mos días de enero se define todo. Me invita a pasar tres días en Córdoba para ver el equipo y conocer el am-biente, sin ningún com-promiso de mi purte y siempre dependiendo de lo que pasara con River.

En esa corta estadía ya fui pensando seriamen-te en aceptar. Es que me atendieron una barbari-dad y note que habia in-tenciones de hacer las ciisas bien, en serio, al nivel de cualquier club de Buenos Aires. En cuanto al plantel, des-pués de verlo les dije que para asegurar la cla-sificación para el Nacional hacían falta dos vo-lantes, dos wines y un número nueve. Eran las exigencias mínimas para no fracasar. Cuando vuelvo a Buenos Aires me entero que River se había decidido por Pipo; entonces no dude mas y resolví irme a Córdoba, con la única condición de que se contrataran los refuerzos.. ."


Segundo silencio.


Un sorbo de café, él; un sorbo. usted. Usted enciende un cigarrillo, él le dice que no fuma. Usted ceuza una pierna sobre la otra, se recuesta ,lo mira. El advierle que usted espera, y sigue...

"En una semana, entre el presidente y yo contratamos a todos los jugadores que necesitabamos. A Rivadero lo trajimos a préstamo con opción. Cuando el año pasado lo conocí en Racing, me pareció un buen jugador que no se adaptó a Buenos Aires.

Después, Valiente, que estaba libre del Leon, de México. Importante porque es goleador y tiene mucha experiencia. Yo le hablé a Mugione, que estaba libre de Millonarios de Colombia, un jugador que habia tenido en Platense y me parecía muy útil: es disciplinado y cumple con lo que se le indica en el partido. A Pignani, libre de Gimnasia, que puede ser wing derecho o izquierd. En Córdoba se contrato a Ludueña y a Comelles. Yo no los había visto jugar, pero mucha gente conocida mía, que me merece confianza, aseguraba que eran muy buenos. Dentro de las posibilidades del club creo que se hicieron operaciones importantes. Ya estaba casi todo listo para empezar a trabajar; entonces hablamos de mi contrato. Al principio hicimos un arreglo de palabra, solo faltaba firmar los papeles. Pero después fue pasando el tiempo y el presidente o yo lo dejabamos para otro día. Al final nos tomamos tanta confianza el uno al otro que nunca lo hicimos. Yo ahora no tengo contrato. Nunca firme nada;. Pero tampoco tuve ningún problema, siempre se respetó la palabra. Y creo que con los premios y todo debo ser uno de los técnicos mejor pagados del pais...

Otra cosa que me impresionó muy bien fue el primer dia que llegué al club. Se hizo una reunión de comisión directiva y después de presentarme el presidente les dijo a todos: "Bueno, ahora tienen la oportunidad de preguntarle lo que se les ocurra. El señor t Labruna les va a contestar sin ningun problema, aunque tengamos que estar aca dos días seguidos, porque después no se va a admitir ningun tipo dc requerimientos ni de intromisiones. Así fue, nunca tuvimos ningún inconveniente. Me nombraron dos asesores y el vicepresidente, que hace de coordinador. El recibe mis informes después de cada partido: si hay lesionados, como vamos a viajar si nos toca ir afuera, en fin, todo lo que debe saber la comisión. Como ya empezaba el campeonalo local, me decido por hacer tres o cuatro partidos de praclica para ver a los jugadores y ya ir armando el equipo. Hasta ahí todo iba muy bien, pero después de esos partidos casi largo todo y me vuelvo a Buenos Aires."

Tercer Silencio.

Usted está muy interesado en que siga. pero el ahora se ha metido en el recuerdo por unos segundos. Esta volviendo a vivir aquella bronca, pero ya retona, necesita descargarse...

"La primera vez que salgo al campo, yo no sabia eomo me podian recibir, pero nunca pensé que iba a haber hinchas esperando que me asomara para gritarme «Iadrón». No lo podía creer. Me decían que yo estaba robando. Eso fue terrible. Quería renunriar. Me convencieron que era solo un grupito, que ni siquiera eran hinchas de Talleres. Intimamente me propuse demostrarles que yo había ido a ganar. Para mi era una carta muy brava...

Venía de hacer excelentes campañas en equipos importantes. Si fracasaba me retiraba definitivamente— Seguí el trabajo y después de probar muchos jugadores mc quedé con 23 o 24. Hice algunos cambios de puesto y arme el equipo base. A Comelles, que era volante, lo puse de marcador de punta.

Asi aprovecho que es jugador de marca y que puede proyectarse. Porque me gusta que se vayan al ataque. A Ocaño lo cambié para marcar sobre el lateral izquierdo. A Patire, que era numero 9, lo pase a la punta derecha: es veloz y tiene habilidad para el puesto. No tuvimos tiempo para hacer pretemporada porque ya empezaba el torneo. El cuerpo técnico se completó con el preparador fisico Hugo Ivancich y el médico, doctor Rodolfo Kobylanski, que ya estaban en el club desde hace 7 años. Dos profesionales muy buenos. El equipo esta excelentemente preparado y cuando hay lesiones el doctor es un fenómeno para curarlas en poco tiempo. Al principio hacíamos reuniones con todo el plantel, se charlaba mucho. Yo siempre les dije que ellos estaban en condiciones de ganarle a cualquiera.

Les pedía que tomaran cada partido como una final. Que no se pararan nunca adentro de la cancha. Pero no los ataba.

La idea es simple: jugar cuando la tienen, abrir la cancha y, si la pierden, no retroceder: luchar para recuperarla.

Eso lo aprendí en mi época de jugador. Me acuerdo que cuando jugabamos contra Boca y Lucho Sosa se mandaba, si no lo corríamos, los de atras nos insultaban de arriba abajo. Hay que hacer eso, marcar al que la tiene, y a ese que va a la marca cubrirle las espaldas para que no le hagan el 2-1. En el primer campeonato que jugamos, que era clasificatorio para el Nacional '74, perdimos la final con ********, 2-1. EI único partido que perdimos.

Pero igual entramos porque ellos ya estaban clasificados de antes; entonces nos correspondió a nosotros también. Después jugamos el zonal. Ganamos la zona A y fuimos a la final con Inslitulo, ganador de la B. Ganamos 2-0 y pasamos a dis****r lo que se llama la finalisima, con ********: dos partidos. Empatamos 0-0 el primero y ganamos 2-0 el segundo. Salimos campeones de Córdoba y además ganamos la clasificación para el Nacional '75. Y todo esto lo veníamos haciendo jugando miercoles y domingos. todas las semanas: por eso, hace poco, para no perder el ritmo, organizamos un amistoso contra Boca y les ganamos 2-0.

Esa campaña logró algo sensacional: que la gen-te de Talleres volviera a la cancha. Ahora copamos cualquier estadio del país. Siempre se hacen recaudacioncs millonarias. Por ejemplo, contra...."

Cuarto Silencio.

Ahora el quiere ser preciso. Pone cara de "Humm, a ver..." Los ojos hacia arriba recorren sin ver. Usted lo observa. Tres arrugas profundas en la frente, unas cuantas mas tenues 1e bordean la cara. Pclo blanco arriba, nariz cortada abruptamente, algunos dientes encimados, carón, bigotito sobre el labio. Bueno, no se distraiga, él le habla otra vez...

"Contra Boca, en el amistoso, hicimos 33 millones, y hace dos domingos, con River, en Buenos Aires, Talleres se trajo limpios 22 millones. Inclusive los dirigentes ya piensan que si las cosas siguen bien, en verano se va a organizar un torneo internacional con el Santos, un equipo polaco con la base de los que jugaron el mundial, Boca y River y, por supuesto, Talleres. La hinchada influyo mucho. Le dio moral, fe y ganas al equipo. Como jugamos tan seguido ahora no los exijo. Entrenamos de tarde y concentramos la noche previa al par-lido. No me gusta tenerlos más tiempo encerrados. La única vez que estuvimos tres días, perdimos. Tengo confianza en los jugadores.

El caso de Willington fue muy especial. Cuando yo llegue al club estbae fuera de estado y con ganas de retirarse. Le dije que iba a tener su oportunidad, si se preocupaba. A él le molestaba salir con el número 11. Yo lo puse de 10. Ahí jugó todo el torneo. Hasta que lo echaron en la final con ******** y le dieron 40 dtas de suspensión. Entonces entró Taborda, que estaba listo para jugar. Ahora utilizo a los dos de acuerdo a como los necesito. Daniel es más ofensivo, Taborda la tiene más y le hace el relevo a Artiro.

Cuando empezó el Nacional el equipo ya venía bien; lo único que tenía que hacer era cambiar 3 ó 4 jugadores, alternarlos para oxigenar al cuadro. Al principio no me gusto la zona que nos tocó, me parecía que los partidos bravos estaban muy seguidos. pero des-pués empece a analizar, hice el cálculo del puntaje que podíamos sacar en cada partido y no me equivoqué. En la primera rueda conseguimos el puntaje que yo había previsto. La segunda es más difícil por los partidos que tenemos de visitante. pero con 9 ó 10 puntos estamos clasificados. Los más fuertes del grupo son River, Newell's y Altos Hornos Zapla. Pero ahora el equipo esta agrandado: aunque todaváa nos falta serenidad para meterla adentro. podemos hacer 2 ó 3 goles por partido. Además se les paga muy bien y al dáa. Tienen 105 mil pesos de premio por partido ganado y en las finales va a haber 500 mil pesos extra para eada uno. El problema lo tengo yo. Es que yo juego con un equipn de 13 ó 14. En el medio, especialmente... Con Taborda y Willington hago uno, porque son distinlos. Con Mugione me aseguro la marca sobre el armador del contrario, y cuando va arriba le pega muy bien de lejos. Por eso a veces entra en lugar de Ludueña. Rivadero esta pasando un gran momento. Con el y Ludueña puedo llegar al área de en frente tocando con seis jugadore. Los dos llegan al goL Arriba, también Fachetti y Valiente son distintos. Fachetti es veloz, picador, pero le falta serenidad para definir. Valiente es mas lento y tocador, pero más frío y certero. Los dos son muy útiles. Pero los muchachos entienden cuando uno hace los cambios, aca no hay figuras. Creo que a algunos ya se los puede ver para la selección. Artico es un fenómeno y tiene 25 años. Ludueña, Comelles, Ocaño. Tengo fe en el futuro: con la humildad que tienen y como vienen trabajando, los resultados se tienen que dar. Yos no pienso en el campeonato, tampoco los jugadores. La meta cs el próximo partido. El próximo domingo..."


CARLOS ARES
Fotos: MAFFUCHE


UNO POR UNO VISTOS POR LABRUNA.


QUIROGA: "Afuera de la cancha es un poco nervioso. En los entrenamientos entra en todas las discusiones. Pero cuando juega se transforma, es uno de los más fríos del equipo. Le falta tener mas confianza en las salidas. Ser dueño del area. Otra característica es que madruga mucho, Toca «díana» en la concentración."

COMELLES: "Se ocupa mucho por mejorar, por progresar. Es un chico muy tranquilo. Tiene condiciones para ser muy buen jugador y ya lo esta demostrando, pero le falta adquirir más confianza cuando se manda al ataque."

GALVAN: "A veces me pone nervioso por su tranquilidad en el area. Siempre sale jugando. Yo le exijo que sea un poco mas expeditiivo. Tiene mucha calidad y va muy bien arriba."

ARTICO: "Al principio, cuando se mandaba tanto, a mí no me gustaba. Lo frenaba. Después me di cuenta que esa es su característica en el medio. Es serio para jugar, no regala nada. Aquieta, razona. Además como compañero es muy importante para ios más jóvenes. Los aconseja y Ios ayuda en cualquier problema."

RIVADERO: "En Racing yo lo había encontrado muy caído. Ahora se lo ve siempre alegre y chisloso. Tiene muchas condiciones. Es hábil, le pega bien de media distancia. A veces corre de más. Es el que tiene libertad para irse, junto con Luduena."

WILLINGTON: "Ha cambiado mucho desde que llegué a Talleres. Ahora anda muy bien físicamente y anímicamente. Es el más jocoso del plantel. Tiene un dicho gracioso para cada pregunta. Como jugador no se discute. Lo unico que tiene que hacer es preocuparse por mantener el estado."

PATIRE: "Hábil y veloz. Se entrena bien, pero como además trabaja en la fábrica Fiat a veces es medio remolón."

FACHETTI: "Es un chico serio. Entro muy bien en el grupo. Es jugador de gol. A veces se desespera por meterla adentro. Quiere justificar la plata que se pagó y la fama que tiene. Le falta confianza, pero va a andar. Seguro."

PEREYRA: "Cuando arranca es casi imparable porque se mueve a toda velocidad y es hábil. Pero le falta terminar de la misma manera, tiene que aprender a resolver las jugadas."

VALIENTE: "Es más lento que Fachetti, pero es mas sereno en e! Area. También llega al gol. De acuerdo a como se presenta el rival hago el cambio. Si queremos llegar tocando lo pongo a él y si en cambio necesitamos rotar o jugar de contragolpe entra Fachetti."


Fotos y Revista "El Gráfico"







0 Comments: